¿Qué es una constelación Familiar?  
María Dolores Paoli

La Constelación Familiar es una terapia sistémica basada en la familia y en las 2 leyes que la sustentan: La Ley de la Pertenencia y la Ley del Orden. Cuando no se respetan esas dos leyes, se embrollan las relaciones, se complican y desencadena en conflicto y hasta desgracia familiares.

Las constelaciones familiares se basan en la unidad, por lo tanto todo problema se origina por una separación o exclusión y toda solución se logra a través de la inclusión. A través de ellas vemos el profundo poder de conexión que cada persona tiene con su familia en una o en varias generaciones pues se trabaja con acontecimientos y con las personas del pasado con el fin de efectuar la curación en el presente. Tiene un efecto conciliador en la familia pues nexos desconocidos se hacen visibles y los órdenes básicos se tornan comprensibles. Mediante el trabajo con los antepasados y con el Alma Familiar se opera más allá del alcance de lo individual y entramos en un proceso de sanación que puede alcanzar a muchas generaciones de una o más familias o comunidades.

La constelación familiar nos da una oportunidad de ponernos en los zapatos de los otros, brevemente, y ver el reflejo de nosotros en los ojos de los demás. Es atemporal y muestra a través de una imagen lo que el lenguaje no puede alcanzar a expresar. Formamos parte de una conciencia más grande y todos somos partícipes de una realidad mayor y esto lo evidenciamos en las constelaciones. Vemos que no estamos separados de nuestros progenitores aunque no los hayamos conocido físicamente. Ellos están presentes en nuestro ADN pues no sólo el cuerpo físico es resultado de su biología sino nuestros procesos de pensamiento, sentimientos y nuestras actitudes se desarrollan a partir de la fotocopia que nos proporcionaron ellos.

 

El propósito de constelarse es devolver el orden a lo que cayó en desorden, reinyectar armonía colocando a cada uno en su lugar respecto a los demás. Ayuda a completar los pendientes familiares dejando a cada persona con su propia responsabilidad y lugar de dignidad en la familia. De esta manera se restablece el Orden del Amor y se rompe la cadena de repeticiones y destinos trágicos.

Esta terapia está dirigida a aquellas personas interesadas en trabajar asuntos problemáticos de sus vidas, en relación a sí mismos, a su familia, a su pareja, a la sociedad. Todos los temas son abordados en esta terapia. Temas de salud pública como: enfermedades recurrentes, adicciones, accidentes, enfermedades crónicas degenerativas, muertes tempranas. Temas de salud reproductiva como: cáncer en la mujer, esterilidad, hijos que nacieron vivos que murieron después, violación, abortos, embarazos no deseados, muerte de la madre en el parto. Temas de Violencia Intrafamiliar como: Personas difamadas, nuevas uniones, medio hermanas/os conocidas o no, divorcios difíciles, hombres violentos, mujeres maltratadas, secretos familiares, hijos no reconocidos, abuso infantil, físico o psicológico. Violencia Política como: personas desaparecidas, torturadas, prisioneras, muertos en guerra, guerrillas, asesinados, secuestrados. Personas que emigraron o que estuvo en riesgo su vida, fortunas mal habidas, perpetradores en la familia, discriminaciones: étnicas, sexuales, religiosas.

Esta terapia fue formulada por un alemán, Bert Hellinger, hace como 25 años y ha sufrido transformaciones en su aplicación ya que su creador aún está vivo y la profundidad de su comprensión sobre las relaciones humanas lo han ido llevando a niveles cada vez más profundos, a nivel del alma y del espíritu para la comprensión de las interacciones humanas. Hoy en día, Hellinger es considerado un terapeuta de vanguardia por brindar a la humanidad un método efectivo y rápido en el panorama terapéutico que permite ver en forma precisa, las dinámicas ocultas, las implicaciones familiares y su contribución a mantener los problemas en las relaciones interpersonales.